lunes, 3 de septiembre de 2018

ENCUENTROS MAS ALLA DE LA RAZON

Una de las pocas cosas que queda clara tras el estudio de montañas de informes OVNIs, es que nuestra lógica y sentido común se esfuman de la misma manera que nuestros escurridizos visitantes...


Hasta qué punto nuestra "interpretación" del fenómeno OVNI es arrastrada por la carga del mito... cuanto de lo observado corresponde verdaderamente a la esencia del paradigma y cuanto es aportado por la implicación del observador… ¿no estaremos analizando, hasta el momento, solo las interferencias producidas por nuestra interacción psíquica con el fenómeno?


Las evidencias físicas dejadas atrás por el paradigma ufológico están repletas de anomalías... ¿hasta qué punto estos rastros y huellas que encontramos tras un aterrizaje OVNI están potenciadas por la interacción del testigo con el propio fenómeno?

¿Cuál es el enfoque correcto ante los OVNIs? ¿Estamos ante una realidad tangible, o sea, ante unos seres provenientes de otros mundos o dimensiones, o estamos enfrentados a los atisbos de un universo quimérico construido de la misma materia de nuestros mitos ancestrales?

Las apariciones marianas y los OVNIs parten del mismo lugar, ninguno de estos paradigmas prevalece sobre el otro. Estamos frente a un "boceto" en blanco que utiliza el mismo medio de expresión, pero obviamente cada testigo otorga la escenografía correspondiente a su entorno social cultural al interactuar psíquicamente con el "detonador" de estas experiencias.


¿Son los OVNIs una "puerta" hacia otras realidades? ¿un detonador de conciencia? ¿Un "cicerone" cuántico que nos muestra pliegues desconocidos de nuestro vasto universo psíquico?

 
 Los OVNIs son adalides de lo abstracto, lo arquetípico, lo psicodélico y lo atávico… Los OVNIs pertenecen a una ancestral y arrolladora fuerza psíquica que nos muestra los resquicios por donde nuestra realidad hace "aguas"...

 

 Los seres alados surgen de algún lugar recóndito de nuestra psique para mostrarnos un mensaje ambiguo, metafórico y cargado de arquetipos... desde la noche de los tiempos "algo" detona nuestros propios mitos que, lo mismo te traen la "buena nueva" que portan una nefasta profecía....

La razón y la lógica duermen mientras el paradigma hace acto de presencia... la realidad tal y como la conocemos queda suspendida en un limbo indeterminado...


Los OVNIs te invitan a seguir al conejo blanco hasta la madriguera que te conduce al reino donde la imaginación se mezcla con la realidad y donde lo efímero prevalece sobre lo tangible...



 
¿Por qué tanto secretismo oficial en torno a los OVNIS? ¿Temen los gobiernos aceptar la realidad extraterrestre ante mundo? ¿o por el contrario, lo que temen es que el propio "paradigma" modifique nuestra forma de ver la realidad?









JOSE ANTONIO CARAV@CA
 


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca.
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 6 de agosto de 2018

OVNIS: LO VISUAL SOBRE EL CONTENIDO




Los eventos ovnis son singularidades espacio temporales que carecen de continuidad más allá del relato de los testigos. El paradigma se reinicia prácticamente en cada suceso. Los investigadores apenas podemos intuir los patrones básicos que vamos a encontrar incrustados en la estructura de los encuentros cercanos con OVNIs, todos los demás elementos, sobre todo los visuales, están sujetos a infinitas variantes...

Y es que, el contenido visual que hallamos en los incidentes ufológicos prevalece sobre cualquier otro aspecto que podamos rastrear en las experiencias. Naves con impresionantes luces de colores, y humanoides pertrechados con todo tipo de artilugios, escafandras, botas, equipos de respiración autónoma, pistolas, etc. Sin embargo, este deslumbrante despliegue visual es inversamente proporcional al contenido informativo que vamos a poder extraer de los sucesos. La información que vierten los ocupantes de los platillos volantes carece de valor significativo y en la mayoría de las ocasiones son balbuceos sin sentido y carentes de toda lógica… Por tanto, podríamos concluir que los encuentros cercanos con OVNI son «chispazos» de una gran creatividad visual, donde la supremacía del aspecto escenográfico prevalece sobre cualquier otra cuestión… Si fuera una película diríamos que la historia es lo de menos, lo importante son los efectos especiales…











JOSE ANTONIO CARAV@CA




Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de José Antonio Caravaca.
 

jueves, 28 de junio de 2018

2ª EDICION A LA VENTA: ENCUENTROS CERCANOS CON OVNIS







¡¡¡EXITO DE VENTAS!!!

A la venta la Segunda Edición de mi libro "Encuentros Cercanos con OVNIs ¿Una arquitectura psíquica desconocida? Introducción a la Teoría de la Distorsión...
Muchas gracias a mi editor Alberto Cerezuela y al director de la colección Óscar Fábrega Calahorro por su extraordinaria labor...



CONSIGUELO AQUI

domingo, 6 de mayo de 2018

JOSE ANTONIO CARAVACA´S "EXTERNAL AGENT" (por Rich Reynolds)








"Los visitantes de este blog saben que he promovido la Teoría de la Distorsión de José Antonio Caravaca, la cual sostiene que hay un "mecanismo" que sorprende a algunos testigos OVNI (y otros) con escenarios que parecen ser reales, pero tienen una pátina alucinatoria: un agente externo. José ha explicado su "teoría" y su agente externo aquí y sus varios sitios de Internet, pero el concepto permanece borroso para muchos ... incluso para mí, hasta cierto punto. Pero la esencia es que hay un estado mental o "instigador" que provoca imágenes y escenas que emulan la realidad de la (s) persona (s) afectada (s). En nuestro mundo, las escenas están orientadas hacia el tema ufológico. En las comunidades religiosas, las imágenes y los escenarios invocados están relacionados con temas espirituales. En algunos casos, cuando una persona o personas están afligidas por problemas neurológicos o enfermedades, las imágenes son extrañas y absurdas al parecer. Mientras analizo detenidamente los muchos relatos de encuentros con humanoides (religiosos y ufológicos), estoy atrapado por los detalles que, por lo general, están relacionados de forma única con la (s) persona (s) que tienen la experiencia, como José ha relatado cuidadosamente en sus relatos teóricos. En el terreno donde se cita la locura (enfermedad), a menudo erráticamente como lo entonaba incesantemente Thomas Szasz, la inserción de material externo añadido es más difícil de entender o explicar, pero puede hacerse como el brillante Oliver Sacks a menudo lo hizo en sus escritos. Al proporcionar el nombre de agente externo, para el instigador de escenas OVNI (y religiosas), José ha presentado una especie de entidad, para poder explicar sus ideas. Pero, ¿qué más puede hacer? El "aparato" o la metodología mental que provoca los encuentros con OVNIS (o éxtasis religioso) no es expresado por la psicología o la neurología, específicamente. Esas disciplinas llamarían a tales ocurrencias como alucinaciones o locura.

No hay duda de que estas intrusiones y escenas mentales han estado presente con la humanidad desde tiempos inmemoriales, como se descubre leyendo a Julian Jaynes (o incluso a Jung) y si leemos obras sobre arte rupestre, chamanes o textos sagrados antiguos. Y estas "escenas" ofrecidas en historias milagrosas o informes sobre OVNIs son abundantes, aunque José admite, y estoy de acuerdo, que su "agente externo" no explica todos los avistamientos de OVNIs ni, quizás, algunos relatos milagrosos. Pero muchos de los encuentros OVNI, en la literatura, se pueden explicar, como José ha documentado ampliamente, por su agente externo (o el mecanismo según esa terminología). Tengo la esperanza de que las ideas de José se amplificarán y se reconocerán en la comunidad ufológica, ya que ofrecen una explicación para muchos sucesos que enredan el panorama OVNI".


por RICH REYNOLDS
articulo publicado originalmente en "The UFO Conjectures" 


lunes, 2 de abril de 2018

EL VALOR NOUMENICO DE LOS OCUPANTES OVNIS






Nuestras divagaciones sobre los ocupantes de los OVNIs nos han conducido a un debate estéril y a un callejón sin salida. Desde los albores de la ufología clásica, se ha considerado que aquellas “entidades” que descendían de los platillos volantes eran la clave de todo el fenómeno. Y esto se ha demostrado, con el paso del tiempo, que ha sido un planteamiento erróneo. Hemos evidenciado que las experiencias OVNIs, sobre todo los encuentros cercanos, funcionan de un modo independiente y en clara sintonía con los testigos, en una especie de fenómeno más próximo a los éxtasis místicos y las experiencias religiosas, más que a un presunto contacto con una civilización extraterrestre. No podemos elaborar una gran historia que conecte todos los incidentes OVNIs que han acumulado los investigadores, y, por tanto, es muy factible que hayamos estado enfrentados a un tipo de experiencias, con un alto componente psíquico, que son intransferibles, individuales, y donde los testigos aportan la mayor parte del material que es observado. Por tanto, los ocupantes, como los “individuos”, familiares, amigos, incluso monstruos, que encontramos en nuestras experiencias oníricas, se comportan de la misma forma. De forma apática y como encajadas en un mal guión cinematográfico. Los tripulantes de los OVNIs son apáticos, fríos, robóticos, y carentes de cualquier sentimiento, y por supuesto, sus conversaciones y mensajes no se alejan de los “delirios” narrados por un esquizofrénico o por un personaje de nuestros sueños nocturnos. Estas entidades que han ilusionado a los investigadores OVNIs, no poseen una existencia real, son sólo una parte más del “atrezo” que compone la escena que se está recreando ante los ojos del testigo. Muy probablemente, los ocupantes de los platillos volantes tienen un valor noúmenal que va más allá de nuestra percepción y conocimiento actual, están incorporados a una experiencia que quiere transmitir un mensaje más allá de todo lo referenciado en nuestro mundo físico… 




JOSE ANTONIO CARAV@CA



Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.

jueves, 15 de marzo de 2018

OVNIS: LA FUERZA DE LAS CREENCIAS O EL HALITO DE VIDA DE LOS MITOS



Decían las añejas crónicas susurradas al calor de una hoguera, que las hadas y los demás seres elementales que vivían ocultos en el interior de los bosques y praderas desaparecían de este tosco mundo el día que dejáramos de creer en ellos… El día que nadie los recordara… Y es que su existencia no dependía de los factores comunes que todos imaginamos asociados a la supervivencia, su halito vital dependía de una cosa muy curiosa... tan inesperada como mágica y etérea… que las buenas gentes creyesen en esta comunidad secreta, y pensaran que era posible encontrarlos en mitad de un camino, o medio escondidos entre la vegetación bailando al son de alegres canciones… 
Los OVNIs y sus tripulantes, están constituidos del mismo misterioso núcleo energético que originaba de algún modo las creencias en hadas y duendes… de un principio activo que les permitía hacerse visibles en nuestra realidad desde ese otro “universo onírico” en el que habitan… 
Los platillos volantes proceden del mismo universo sutil y quimérico donde florecieron los principales mitos de la humanidad y que se entrecruza con nuestro particular inconsciente atávico para hacerse realidad…
Un espacio cuántico donde lo real y lo imaginario se estrechan la mano… Un lugar que a veces parece tan distante pero que en otras ocasiones parece que se hace tangible durante unos fugaces instantes…  cuando lo inefable toma cuerpo y se hace físico y corpóreo…
Una realidad que nos conecta con nuestra propia existencia y nos muestra otra porción de nosotros mismos y del mundo “invisible” que nos rodea…









JOSE ANTONIO CARAV@CA






Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.