sábado, 1 de febrero de 2014

UNA NUEVA PERSPECTIVA DEL INCIDENTE DE CENINNA


 

El 1 de noviembre de 1954 sobre las 6:30 horas, en el pequeño pueblo de Cennina (Italia) Rossa Lotti Dainelli de 40 años fue protagonista de uno de los encuentros cercanos mas bizarros de los acontecidos en aquel inolvidable año de frenética actividad OVNI.
Rossa observó junto al camino un extraño objeto en forma de dos conos unidos por su base, de 2 m de altura y 1 m de diámetro por su parte central. Aquel artefacto era de color marrón y algunas fuentes indican que estaba recubierto de un material parecido al cuero. El objeto tenía una puerta y en su interior se divisaban dos pequeñas sillas. Por detrás del aparato surgieron dos pequeños seres, como niños, de 1 m de altura, que vestían un mono ceñido al cuerpo, con botones brillantes y capa gris, pelo negro y un casco rojizo. Sus caras eran de adultos y hablaban en una lengua que la testigo comparó con el chino. Las palabras que pronunciaron los seres eran algo parecido a los fonemas; “liu, lai, loi, lau, loi, lai, liu “.

Sin duda uno de los aspectos mas extraños del presente incidente es la forma del artefacto observado por la Sra. Lotti




Los dos humanoides se dirigieron a la Sra. Lotti con gran alegría y una amplia sonrisa en la cara, y uno de ellos, el que parecía mas viejo le “robo” varias flores y una de las medias, arrojándolas, después de examinarlas, dentro del objeto. En ese momento uno de los risueños ufonautas tomó un extraño artefacto de aspecto cilíndrico con la punta redonda y apuntó a la Sra. Lotti, quien salió corriendo pensando que la querían fotografiar. Cuando estaba a unos 100 m de distancia, se giró y pudo comprobar que aquella “cosa” y sus pequeños tripulantes continuaban allí. El encuentro duró aproximadamente 10 minutos.

 
 
 

LAS HUELLAS DE LA DISTORSION

Junto al desconcertante y risueño aspecto de los supuestos tripulantes, lo que más llamaba la atención de este particular encuentro era la estrafalaria forma del artefacto que hacía en esta ocasión la función de platillo volador. Según los parámetros de la teoría de la Distorsión, la raíz de estos elementos concretos, únicos e irrepetibles, habría que rastrearlos en la psique del testigo, ya que esto explicaría porque la mayoría de los encuentros cercanos son experiencias intransferibles, conteniendo material que parece exclusivo para cada observador. Por tanto, bajo el prisma de la Distorsión, un agente externo desconocido utiliza para “conformar” y “fabricar” las experiencias OVNIs, imágenes e informaciones que están contenidas en la mente de los testigos, (independientemente de que, este factor no identificado, utilice algunos recursos que son compartidos en otros eventos) y las distorsiona de forma “onírica”,  mezclando todo tipo de conceptos, para recrear la visitación extraterrestre. En el presente evento es curioso señalar que el artefacto observado por Lotti tiene cierta semejanza con las estufas de leña y carbón que se utilizaban en aquellos años… Incluso la puerta de este tipo de braseros es similar a la portezuela del OVNI, tal y como se observan en los dibujos que se realizaron en la época del avistamiento…
 
Curiosamente el supuesto OVNI observado por la testigo tiene muchas semejanzas con las estufas de leña y carbón de la época.

Las semejanzas entre ambos artefactos es mas que evidente...


 
 
 Aunque de forma distorsionada, como sucede en el mundo onírico, podemos interpretar o descodificar que el artefacto protagonista del encuentro de Lotti, probablemente tenga un origen más terrenal de lo que aparentaba…

Pese a que la naturaleza anómala del fenómeno siga siendo una incógnita por resolver, al menos podemos empezar a descifrar algunas de sus claves…




JOSE ANTONIO CARAV@CA




Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de Jose Antonio Caravaca.

6 comentarios:

  1. Hola Jose Antonio. Tambien llego a mi mente lo del calentador, pero tambien las tolvas donde se almacenan los granos y los recipientes para la destilacion de licores.
    Intuyo un contenido sexual en toda la representacion pero al no tener mas datos de la vida de la señora solo podremos especular sobre las dos cosas que toma el fenomeno, lo que da las formas y lo otro que produce la accion en la representacion que podria encontrarse en lo reprimido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Probablemente el origen del artefacto observado por la testigo tenga una raíz mucho mas común y mundana de lo que parece...

    saludos

    ResponderEliminar
  3. ¿Alguna vez habrá tirado flores y medias en el fuego de su estufa?

    ResponderEliminar
  4. Exacto!!!. Ese es el concepto que defiende la teoría de la Distorsión, situaciones y objetos mundanos distorsionados ante los propios ojos del testigo.... solo hay que buscar los orígenes psíquicos de cada uno de los elementos que componen los encuentros cercanos, sobre todo los añadidos que hace que este tipo de experiencias sean únicas e irrepetibles...


    saludos

    ResponderEliminar
  5. No existe el absurdo, solo hay que prestar atencion en los detalles.

    ResponderEliminar
  6. El factor absurdo es un aspecto inherente a la actividad inconsciente del cerebro humano...

    ResponderEliminar