viernes, 22 de noviembre de 2013

LOS "DUENDES" FOSFORESCENTES Y EL "GUARDIAN" DEL FOLKLORE

.



La tipología de los tripulantes de los OVNIs observados a lo largo del planeta es casi infinita... y en algunas ocasiones tienen un sospechoso parecido con “creaciones” humanas, ya sea en el ámbito de la literatura, cine, cómics, TV, folklore popular e incluso con el mundo del arte. Lo que puede sugerir que un agente externo no identificado, sintoniza con la mente de los testigos, para acceder al amplio imaginario colectivo como fuente primordial de documentación para la elaboración de los encuentros cercanos con OVNIs. Por tanto el origen psíquico de las experiencias con los No identificados, explicaría, entre otras cosas, la variopinta fauna extraterrestre observada a lo largo de los años, y que se ha resistido a cualquier tipo de clasificación coherente y homogénea, como sería de preveer en un fenómeno enteramente físico y aislado de la mente de los observadores.
Veamos un breve ejemplo;

Las extrañas criaturas que asediaron la granja de Kelly-Hopkinsville


 
Kelly-Hopkinsville, Kentucky (Estados Unidos)
21 de agosto de 1955
La familia Langford y Sutton, 7 adultos y 3 niños, disfrutaban de una tranquila jornada en una apartada granja, cuando, sobre las 19:00 horas, Billy Ray Taylor que salió a buscar agua al pozo, dijo que había observado como un extraño objeto multicolor "con todos los colores del arcoiris" aterrizaba cerca de allí junto al lecho de un río seco. Al cabo de una hora, tras los ladridos furiosos del perro, que incluso se escondió debajo de la casa, Billy Ray Taylor y Elmer "Lucky" Sutton, salieron al exterior armados, contemplando horrorizados como una pequeña criatura fosforescente, de no más de un metro de altura, 1´05 o 1´20 metros, se acercaba a la vivienda con los brazos levantados. Cuando se aproximó a unos 6 metros de distancia, los testigos se sintieron amenazados y dispararon sus armas contra la criatura, una escopeta calibre 12 y un revolver calibre 22. Los hombres escucharon perfectamente el impacto de las balas contra el humanoide, describiendo el sonido como parecido a disparar contra un “cubo metálico”. Creyendo que la habían alcanzado y herido de muerte, decidieron ir tras ella, en ese preciso momento, otra criatura, que estaba en el techo de la casa, agarró por el pelo a uno de los testigos, que no dudó en utilizar de nuevo su arma de fuego.

Tres de los testigos del encuentro, en el centro Elmer "Lucky" Sutton, señalando a la prensa el momento del aterrizaje del extraño artefacto
El OVNI multicolor observado por Elmer Sutton, una hora antes del encuentro con las pequeñas criaturas luminosas
Ambos regresaron al interior de la casa, donde, en compañía de los demás miembros de la familia, pudieron observar a través de las ventanas y puertas, como varios de estos seres, al menos 2 o 3 vistos a la vez, merodeaban por el exterior.
Las criaturas eran plateadas, aunque los testigos no concluyeron si llevaban un traje ajustado o se trataba de la propia piel. Poseían una enorme cabeza calva, destacándose unos brillantes ojos amarillos situados a ambos lados de la misma. En la cara también destacaba una enorme boca. Su cuerpo era extremadamente delgado, sobre todo las piernas, y los brazos llegaban hasta casi el suelo, acabando en unas garras. Otro dato muy acentuado en la fisionomía de los diminutos humanoides, era la existencia de unas orejas desproporcionadamente grandes en relación con su enjuto cuerpo.
A los pocos minutos de haber entrado en la vivienda, otra criatura se asomó a la ventana y Ray Taylor, sin dudarlo, disparó su arma contra ella, destrozando de paso, la propia ventana. Sin embargo, como suele ocurrir en estos casos, ninguna criatura pareció verse afectada por el "cálido" recibimiento de los testigos.

Durante toda la noche las misteriosas criaturas merodearon por los alrededores de la granja. Pese al recibimiento de los testigos, los pequeños humanoides solo se mostraron curiosos e insistentes...



La investigadora Jacqueline Sanders escribió: "Cada vez que hicieron blanco en los invasores. Pero las balas no parecían producirles ningún efecto. Después de caer derribados por un disparo de la carabina de Sutton, los indeseables huéspedes volvían a levantarse y se esfumaban en las tinieblas". Uno de los seres, que estaba subido en un árbol, fue alcanzado por los disparos y cayó al suelo flotando", como si las criaturas carecieran de peso. Aunque los implicados aseguraron que los pequeños humanoides no emitían sonido alguno, señalaron que cuando pasaban entre la maleza si escuchaban los ruidos  que producían, como si realmente se tratara de entidades físicas. Otro dato a subrayar es que las criaturas se acercaban siempre por la zona menos iluminada de la vivienda, y cuando se apagaban todas las luces la actividad de las mismas era mayor.
Finalmente tras 3 horas de asedio y disparos, los testigos huyeron despavoridos hacia la comisaría más cercana. Mas de una decena de policías acudieron a la granja, ante el nerviosismo de los testigos, y a unos 3 km de la granja observaron "dos rayos de luz sobre sus cabezas y oyeron un ruido agudo y persistente". El jefe de policía Russell Greenwell  dijo ala prensa que los testigos estaban muy asustados por algo "más allá de la razón, no ordinaria" y no dudaban de que algo real había sucedido en la granja. Al llegar al lugar del supuesto encuentro aterrador, los agentes verificaron las palpables huellas de los hechos, representadas en múltiples impactos de balas por todas partes. La policía descubrió y fotografió una “extraña mancha luminosa sin identificar” a lo largo de una cerca, donde los testigos dijeron que habían disparado y alcanzado a una de las criaturas. La mancha desapareció al día siguiente, y no existe ningún informe oficial sobre las fotografías o si se tomaron muestras de los restos. Algunos policías observaron una misteriosa luminosidad verde en el bosque que no pudieron identificar. Los agentes abandonaron la granja sobre las 2:15 de la mañana cuando comprobaron que la situación estaba en calma. No obstante la historia no había acabado aún. Sobre las 2:30 horas, Glenie Langford observó los pavorosos ojos amarillentos de una criatura asomada a la ventana, de nuevo Lucky Sutton la emprendió a disparos contra el escurridizo y curioso humanoide que desapareció en la oscuridad. La última de las criaturas fue divisada justo antes del amanecer, sobre 4:45 horas. Con las primeras luces del alba los testigos pudieron respirar tranquilos y despertar al fin de su particular pesadilla.
Indicar que las criaturas no se mostraron en ningún momento hostiles, si no más bien curiosas...

No hay duda que los supuestos extraterrestres observados en Estados Unidos son similares a los seres elementales descritos en Europa durante siglos...
En tiempos pasados el encuentro con este tipo de criaturas hubiera sido enmarcado en otro contexto alejado por completo de la "visitación extraterrestre"... Al igual que en la actualidad los seres elementales eran escurridizos y poco dados a explicar a los humanos sus orígenes y propósitos..



Corroborando los extraordinarios acontecimientos de aquella noche, sobre las 23:00 horas, un agente de policía informó que cerca de Kelly-Hopkinsville había observado unos extraños meteoros acompañados de un sonido “como fuego de artillería procedente directamente de ellos”. Tanto la policía como los investigadores civiles destacaron la credibilidad de los testigos, e incluso la USAF, desde la cercana base de Fort Campbell, realizó una investigación de los hechos de forma oficiosa…


La lámina de Hannes Bok, de 1944, guarda un asombroso parecido con los humanoides de Kelly-Hopkinsville (abajo)...


Lo mas irritante de la descripción y dibujos de ambas familias, es que dichas criaturas tienen sorprendentes y reveladores paralelismos con los seres elementales descritos desde hace siglos en diversas partes del mundo. E incluso podemos hallar similitudes con la pintura de Hannes Bok, de 1944, titulado, sugerentemente, "A Being Guarding the Entrance to a Martian Canyon"... ¿Simple casualidad?, ¿O quizás nos hallamos ante un claro ejemplo de “distorsión” de elementos recurrentes y conocidos de nuestra psique pero desarrollados y actualizados por un “agente externo” bajo el prisma extraterrestre?…






JOSE ANTONIO CARAV@CA





Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor . Propiedad de Jose Antonio Caravaca

3 comentarios:

  1. Felicitaciones por el nuevo BLOG. Estaré visitándolo y leyéndolo para comentar y opinar.

    ResponderEliminar
  2. Hola José Antonio, felicidades por tu trabajo y por este nuevo blog sobre tu teoría de la distorsión, que considero un acierto. ¿Podría reproducir este artículo en mi página, http:libertaliadehatali.wordpress.com?

    Un saludo, Pedro

    ResponderEliminar