lunes, 1 de mayo de 2017

EL NAUFRAGIO DE LA HIPOTESIS EXTRATERRETRE Y LA DISTORSION…







Pese a lo que pueda pensar el lector profano a las temáticas ufológicas, la mayor parte de la casuística OVNI está plagada de aeronaves que nada tienen que ver con los famosos “platillos volantes”. Y es que en realidad, casi cualquier forma de aparato volador, por muy absurdo que parezca, y por muy alejado que esté de una línea aerodinámica, ha sido observado surcando nuestros cielos, demostrando que el fenómeno de los No Identificados es mucho más complejo de lo que algunos quisieran. Y al igual que ocurre con la tipología de los humanoides, casi infinita e imposible de clasificar, los modelos de “platillo volador” son tan numerosos y diferentes, que es muy improbable que nuestros hipotéticos visitantes extraterrestres puedan tener tal variedad de aeronaves en sus hangares o que estemos siendo visitados, como si nuestro planeta fuera un zoológico espacial, por infinidad de seres alienígenas…
Estas anomalías son sin duda delatadoras de la existencia de un paradigma desconocido relacionado con nuestra psique que, aunque esta provocado y dirigido por un agente externo a nuestra mente, este capaz de catalizar y transformar nuestros pensamientos en una distorsionada “puesta en escena” de visitación alienígena. Por tanto es “lógico” que la literatura OVNI sea tan amplia y divergente como amplios y heterogéneos son los testigos que presencian y protagonizan este fenómeno, mutable en base a nuestra riqueza intelectual. Así que más allá de la simpleza de la hipótesis extraterrestre (HET), en los encuentros cercanos con OVNIs subyace un desconcertante fenómeno psíquico, de comunicación y trasvase de información, entre el inconsciente privativo de los observadores y la “mente creadora” de un agente externo no identificado, que es capaz de plasmar en una proyección “holográfica” una realidad aparente, pero tan efímera y ficticia, como las apariciones de difuntos, de la Virgen María o del abominable Hombre de las Nieves. Y, sólo en contadas ocasiones, por motivos o conjunciones de elementos y factores que ni siquiera podemos aventurar, este tipo de vivencias adquiere una momentánea corporeidad para dar la apariencia de lo que no es y nunca será… una “realidad” como nosotros la entendemos. Por lo tanto, nada de lo percibido durante este tipo de experiencias tiene una continuidad física en nuestro universo… de la misma forma que los protagonistas de una película no continúan la trama después de que haya acabado de proyectarse el film…

Definitivamente la Hipótesis Extraterrestre ha naufragado…





JOSE ANTONIO CARAV@CA


Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.

3 comentarios:

  1. Habría que preguntarse si en lugar de algo tan increíblemente extraordinario como la existencia de "agentes externos a nuestro pensamiento capaces de catalizar una puesta en escena" no será lisa y llanamente una mezcla de simple IMAGINACIÓN del testigo, naturalmente "adobada" con un incofeso deseo de salir en los medios de comunicación para satisfacer su narcisismo. El sistema opiáceo del cerebro humano es COMÚN A TODOS LOS HOMO SAPIENS y esas características que son comunes a todos los cerebros humanos bien pueden llegar a tentarnos a pensar en estar siendo "manejado desde afuera". Lo mas sencillo siempre tiene mas chances de ser la respuesta a cada misterio. Deseo de sobresalir= todos lo tienen + Imaginación para aumentar el nivel de extrañeza de algo observado = todos la tienen. Existencia de "otras inteligencias en las sombras que manejen las mentes humanas a control remoto"... realmente extraordinario. Tan extraordinario como si alguien nos dijera "mirá... tengo un unicornio en mi jardín".
    AFIRMACIONES EXTRAORDINARIAS REQUIEREN PRUEBAS EXTRAORDINARIAS (David Hume 1711.1776).

    ResponderEliminar
  2. nebur aznail, es claro que el fenómeno OVNI tiene unas trazas físicas más allá de lo que puede adjudicarse a lo puramente mental. Y también es obvio que el debate sobre su existencia dura décadas, pero eso no resta que se trate de un paradigma interesante y digno de estudio.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Me parece que la palabra 2Unicornio" es una falta de respeto a personas como yo que lejos de aspirar a una famita pasajera si vi un Objeto Volador No Identificado cuando tenia solo 11 años con mi abuelo en una ruta hacia la provincia de Mendoza. Me tomo seriamente el fenomeno ahora, pero no me preocupó el hecho inexplicable cuando era mas joven, solo eso, un fenomeno inexplicable por ahora. No creo que una mente tipo dios hipnótico nosinduciera a ver lo mismo con mi abuelo, pero respeto la teoria de que hablan. Gracias.

    ResponderEliminar